Seguimos trabajando para seguir abasteciendo a las familias ecuatorianas. Agradecemos a todos nuestros colaboradores que hacen posible que sigamos progresando juntos a pesar de las dificultades. ¡Ánimo! Nos levantaremos con fuerza, nuestro espíritu es inquebrantable.

FacebookTwitter